martes, 16 de agosto de 2011

Arte x 5

Hace tiempo que tenía ganas de hacer esta lista. Y no la hacía por un poco de temor de caer en el clisé, o por sentirme un poco neófito en el tema de las pinturas y el arte. Sin embargo, algo de arte he visto, algo de Louvre, D'Orsay, Prado y Reina Sofía he visto, y por último algo de Google, postales y replicas he visto, así que, con el perdón, pasaré a mencionar mi lista de cuadros preferidos ever. Esos que me parecen de la wich, como dirían por ahí. Pero antes, debo mencionar algunos que no entran en la lista de 5 más bonus track, pero que no quisiera dejar de recordar, como esas maravillosas estampas de la cotidianidad de Vermeer, algunas de las obras más locas de Dalí (me encanta El Gran Masturbador, por ejemplo), esos monumentos que recubren el interior de la Capilla Sixtina, obra de Miguel Ángel, la propia Monalisa, que no es mi wow personal pero que tiene suficiente misterio como para enganchar, o Miró, o Pollock, o Turner, o la maravillosa cabra con violín de Chagall o los paisajes tahitianos de Gauguin (leer El paraíso en la otra esquina y las descripciones de Vargas Llosa de sus cuadros son una verdadera delicia). Supongo que estoy dejando de lado mucha pintura contemporánea, y para eso están ustedes, para llenar mis vacíos con sus propios favoritos, pero intuyo que soy de gustos más clásicos, por qué no, más comunes. Aquí va, pues, mi lista.

1. La balsa de La Medusa, de Géricault (1819)


Inspirada en el naufragio de la Méduse en las costas
de Mauritnia en 1816.
Ya lo he dicho antes: me fascina el tema de los naufragios, desde Robinson Crusoe hasta Tom Hanks en Naúfrago, pasando por La isla misteriosa de Verne, así de amplios son mis gustos. Este cuadro me dejó impactado cuando lo vi: realmente impresionante, no solo por su tamaño -mide 491 x 717 cm, sino por lo descarnado de su contenido, más aún cuando representa un hecho real: el naufragio de la fragata francesa Méduse en las costas de Mauritania en 1816, donde 147 personas quedaron a su suerte en una balsa malamente construida, y de las cuales solo sobrevivieron 15 luego de los 13 días que duró el incidente. En el cuadro de Géricault se pueden revivir, como en una película, y sentir también, el hambre, la desesperación, la falta de agua, y finalmente el canibalismo y la locura que debieron soportar dichos hombres. Saber que esta pintura fue la primera gran obra de su autor, quien la terminó a los 27 años, y también que para hacerla, por ser retrato de un hecho de su tiempo, llegó a entrevistarse con dos de los supervivientes, que hizo que el carpintero del barco le fabricara una maqueta de la embarcación original, todo eso es de por sí admirable. Julian Barnes, en su gran libro Una historia del mundo en 10 capítulos y medio, se pregunta cómo se puede transformar la catástrofe en arte. Se responde diciendo que quizá lo malo que sucede lo hace  precisamente para que pueda ser explicado, disculpado, reflexionado. Más allá de eso, Barnes apunta que el autor tuvo que decidir qué pintar y qué no. Géricault decidió NO pintar el canibalismo (solo sugerido), ni el accidente, ni los motines nocturnos, ni los asesinatos, ni la balsa ya hundiéndose, ni el rescate final. ¿Qué pintó? No una escena de naufragio, ni siquiera la propia Medusa. Dice Barnes: "No es que simplemente nos imaginemos los atroces padecimientos de aquella embarcación fatal, no es que simplemente nos convirtamos en sufridores. Ellos se convierten en nosotros". ¿Por qué? Porque "todos estamos perdidos en el mar, zarandeados entre la esperanza y la desesperación, llamando algo que tal vez nunca venga a rescatarnos. La catástrofe se ha convertido en arte y ese es un proceso liberador, engrandecedor, explicativo. Para eso sirve la catástrofe".

2. Perro semi-hundido en la arena, de Goya, 1819-1923


Goya en fase casi abstracta.
Así como La balsa de La Medusa me encanta por todos los significados, emociones y datos históricos que encierra, el Perro semi-hundido en la arena, de Goya, me encantó al instante cuando lo admiré, sí, lo admiré por primera vez en una juvenil visita al museo del Prado, en Madrid. Quizá no es la obra más famosa de Goya, quizá no es una de sus majas vestidas ni desnudas, pero a mi me fascinó la simplicidad de esa figura que roza la abstracción, ese pequeño tragado por un mar de arena de hermosas gamas marrones. Tan simple pero a la vez tan armónica, tan llena de sentido ante los ojos de un joven que piensa en el amor y sobre todo en el desamor, en la pérdida y en la esperanza. Desde entonces fue una de mis favoritas. Extraño el marcador de libro que aquel día me compré y que luego perdí a manos de una ex de cuyo nombre no quiero acordarme. Sin embargo, luego conseguí que me trajeran una postal y luego una persona muy querida me hizo el regalo de plasmarlo en un cuadro por entregas. Estoy en proceso de enmarcarlo. Veo la postal cada día antes de dormir, pronto veré el cuadro cada vez que llegue a casa, como la original hizo lo propio en la quinta de Goya.

3. La noche estrellada, de Van Gogh, 1889


Un gusto compartido. La nostalgia que se siente.
Esta debe ser la favorita de varios. No he tenido la suerte de verla en vivo, pues el original está en Nueva York, ciudad que aún no conozco. Sí he visto otros paisajes estrellados de Van Gogh, sus autorretratos, su célebre pintura de su habitación, pero no La noche estrellada. En algún momento mi gusto por este cuadro hizo que lo utilizara como base para trabajos de diseño en la universidad, y luego una gran amiga me regalo una postal por mi cumpleaños porque sabía que me encantaba. Hasta ahora la tengo, luego de tenerla muchos años al lado de mi cama, ahora tiene un lugar de privilegio en mi casa. Y, cómo no, el fondo de pantalla de mi celular es esta pintura neo-impresionista de Van Gogh. A otros podrán gustarle más sus Girasoles, pero me quedo con la nostalgia eterna de ese cielo estrellado, de ese pueblo que duerme bajo la amarilla luna, con esos intensos negros que emergen de la noche. Esta lista, aunque tiene varias pinturas conocidas, favoritas de muchos seguramente, ha sido muy difìcil de elaborar por mí, sobre todo a la hora de elegir el orden... Pues nada, la número 3 es La noche estrellada de Van Gogh.

4. Las meninas, de Velásquez, 1656.


Juego de espejos, de observadores y observados.
Esta también la vi en vivo en el Prado. Esta también hizo que me comprara un marcador de libro para recordar la carita de Margarita de Austria. Recuerdo claramente cuando la vi, en esa sala del museo español, a lo lejos, situada al fondo, con retratos de Felipe IV alrededor. También recuerdo el maravilloso ensayo que da inicio a Las palabras y las cosas, de Foucault, donde analiza punto a punto los elementos de este cuadro, descartando los elementos históricos del mismo para finalmente describirla como una obra en la que el espectador se hace partícipe dinámico y activo de su representación. El juego de espejos y miradas, el movimiento, el propio Velásquez, todo en una especie de meta-pintura, el ojo dentro del ojo, con un observador ahí casi imperceptible que también nos mira. Absolutamente fascinante. Aún conservo el marcador de libros, por cierto.

5. Galatea de las esferas, de Dalí, 1952


La musa inspiradora por excelencia: Gala.
Quizá no sea tan conocida como La persistencia de la memoria, o incluso como La desintegración de la persitencia de la memoria, ni siquiera como El Gran Masturbador, que ya mencioné, pero las pinturas de Gala en general han sido un pilar importante en la obra de Dalí. Al menos de lo que más me ha llamado la atención del maestro de Figueres. Hay tres que especialmente me gustan: La galatea de las esferas, que aquí destaco, donde el rostro de su amada está formado por átomos cuyo punto de fuga es la boca; Gala posando frente a la ventana, mirando el Mediterráneo, que además llevó a la escultura (en el paseo marítimo de Marbella puede apreciarse una hermosa), y un cuadro que fusiona un poco ambas perspectivas: Gala contemplando el mar Mediterráneo que a 20 metros se convierte en el retrato de Abraham Lincoln, especialmente su segunda versión, la de 1977, donde el juego visual parece un mero alarde del ya genial pintor. Me parece que Dalí es demasiado loco y demasiado genio como para que un simple mortal como yo haga el intento de interpretarlo. Solo me limitaré a decir que sus pinturas de Gala, sobre todo las de este tipo, me tienen hipnotizado. Como los átomos fugando de su boca.

---
Bonus Track
Guernica, Picasso, 1937


Obra maestra de Picasso en homenaje a la destrucción
de Guernica a manos de una bombardeo ítalo-germano.
Qué se puede decir de este monumento que es el Guernica de Picasso. Qué se puede decir cuando entras a una sala llena de estudiantes menores que tú y ves tremenda pared de siete metros de largo por tres de alto, con figuras animales retorcidas por el dolor y la pérdida, equinos y toros que sabes representan la impotencia frente a un absurdo bombardeo sobre una ciudad inocente, en una guerra estúpida. Esta obra es bonus aquí pero es universal desde todo punto de vista, ahora que lo pienso debió estar en el número 1: Picasso era genial, sí, y es de admirar su obsesión por pintar, aunque le quitaran las brochas, como una vez dijo, hasta con la saliva sobre las paredes. Esta obra te deja sin aliento. Yo me quedé más de media hora observándola en el Reina Sofía de España, sin decir palabra, sin casi respirar. Confieso que lloré.

18 comentarios:

  1. Sin ningun orden en particular mi top cinco son:

    La Bella Giardiniera - Rafael Sanzio
    El columpio - Fragonard
    Ophelia - Everett Millais
    Juicio final - Hans Menling

    Y un quinto que tiene como tema a cupido pero no conozco el nombre del pintor.

    ResponderEliminar
  2. mi cuadro favorito es y siempre será "La persistencia de la memoria" de mi querido Dalí

    ResponderEliminar
  3. Si, querida Arkanika, es hermoso, por eso no pude dejar de mencionarlo igual en la parte de Dalí.

    ResponderEliminar
  4. Me hacen llegar un comentario por inbox:

    "El jardín de las delicias, q creo está en el Prado, de Hieronymus Bosch (chaplín “El Bosco”)…ufff"

    Totalmente de acuerdo!

    Otra que me gusta es El nacimiento de Venus, de Botticelli. ;-)

    ResponderEliminar
  5. Excelente post!!! opinaré con tiempo, pero como me emociona la idea del post, te diré por ahora que "Noche Estrellada" era también mi cuadro favorito. Lo vi en vivo en el MoMA y definitivamente se quedó en la lista de favoritos. Ver un cuadro que te gusta (o en general, cualquier expresión artística) en vivo es alucinante... No solo por ver los trazos y las texturas, sino además porque ver la reacción que provoca en otra gente es también increíble. Tienes que ir a NY y ver ese cuadro. Y para remate, está en la misma habitación que "Esperanza" (de Klimt) y "La villa y yo" (de Chagall), otros de mis favoritos que seguramente entrarían en mi Top 5 personal. Y todos en el mismo cuarto!! Ese cuarto del MoMA provocó mi máximo acercamiento al nirvana, creo yo!! jajaja... Los que quizás completarían la lista, que se queda cortaza, serían "Jardín en Sainte-Adresse" (de Monet, está en el Met) y alguno de Miró o Matisse (no tengo en mente cual, pero varios tienen suficientes méritos para entrar). Paul Klee también se merece un espacio... debería ser top 10!
    pd. El jardín de las delicias es alucinante! igual que todo Dalí...

    ResponderEliminar
  6. Hola Armando
    Gracias por compartir la lista que me va a permitir, en esta ocasión, acceder a Ophelia y a Foucault.
    El Grito de Munch y Nighthawks de Hopper, son dos cuadros que particularmente perturban. Cada uno a su modo está vivo y silencioso a la vez, como tocados por algún misticismo, como previendo el espanto y mostrando cómo se vive hoy. Bueno, es algo muy personal. Gracias nuevamente por este espacio.

    Jorge Gárate

    ResponderEliminar
  7. Algo pasa con el sistema de posteo hoy, aquí otro comment que me llegó por inbox por dificultades técnicas de blogger:

    "chiobm:
    Habla, tu #1 y #2 también están entre mis favoritos. Pero no puedo hacer una lista, son muchos y sería injusta.. Solo se refiere a pinturas? Abrazo! :)"

    Son pinturas, pero en realidad se pueden hacer mención a sus pintores favoritos, obras en general, si quieren ;-)

    ResponderEliminar
  8. Otro comentario inbox: "Y El Greco? Faltó eh?", de mi amiga MB.

    Y sí que faltó. Me acordé de él, por supuesto, e me encanta su obra maestra, El entierro del Conde de Orgaz, que tuve la suerte de ver en la iglesia de Santo Tomé en la maravillosa TOledo.. pero en una lista como esta son demasiados los que no entraron o debieron entrar y tampoco tiene sentido que yo mencione a todos los posible porque ya no quedaría espacio para los comentarios... El Greco está en la lista por supuesto, y más ahora gracias al comentario de mi querida amiga Marianne.

    ResponderEliminar
  9. Wow, Busta, la verdad es que creo que más de uno va a coincidir con La Noche Estrellada... es uno de mis cuadros favoritos de Van Gogh, y eso que soy refanática de sus girasoles: en realidad me fascina todo lo relacionado con el impresionismo.
    Entre mis favoritos están:
    - El Almuerzo de los Remeros de Renoir
    - El Gran Canal y Venecia Azul de Manet
    - Los Nenúfares y las Ninfeas de Monet
    Y como "bonus track": el Cristo de San Juan de la Cruz de Salvador Dalí. Alucinante!

    ResponderEliminar
  10. Una de las cosas que envidio profundamente en la vida es el talento para dibujar y pintar.

    Mis cuadros favoritos. Qué difícil elegir solo cinco. Salvo el primer puesto, fue difícil decidir cuál iba en cada lugar.

    1. Nighthawks - Edward Hopper
    http://www.fondosytemas.com/wp-content/uploads/hopper-nighthawks.jpg
    Mi favorito de todos los tiempos. Lo vi en una revista años atrás en la adolescencia. Luego supe que era un ícono pop. Es mi favorito por las sensaciones que me produce observarlo: los espacios vacíos me transmiten calma, y me agrada el ambiente de madrugada que retrata.
    Me identifico con la gente del cuadro porque me gusta trasnochar, y si Lima no fuera una ciudad tan peligrosa, tendría por costumbre salir a tomar una bebida caliente pasada la medianoche. Me identifico también con la mirada del pintor. Me gusta mirar de lejos a la gente en lugares con vidrios transparentes. Un amigo me trajo de USA un libro de Taschen con sus cuadros (luego supe q también lo podía conseguir en librerías acá). Las obras de Hopper se caracterizan por retratar los ambientes solitarios de la ciudad: acomodadoras esperando en el vestíbulo de un cine durante la película, ventanas abiertas de un edificio en la noche, etc.
    Lo tengo de wallpaper en la pc de la oficina. Obviamente, sueño con verlo de cerca.

    P.D. Mira la cantidad de homenajes que le han hecho al cuadro:
    http://www.fr3nd.net/nighthawks/

    2. El jardín de las delicias - El Bosco

    http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:GardenED_edit1.jpg

    Quise saber quién era El Bosco a partir del poema que le dedica Alberti ( http://trianarts.com/poema-del-dia-el-bosco-de-rafael-alberti/ ). Cuando era chibola lo recitaba de corrido por la cantidad de palabras absurdas y bonitas. Luego conocí la pintura del aludido y comprendí mejor el poema. Se le considera a Bosco, y creo yo con justa razón, precursor del surrealismo, pero creo que fue más allá del mismo surrealismo. Siempre me ha gustado el arte hiperbólico y transgresor de las formas clásicas para volverlas grotescas. El terror al vacío del Bosco es una virtud en su caso.
    Debo acotar que sí tuve la gran suerte de ver este cuadro de cerca. Era domingo, y a pesar de eso tenía la sala del Museo del Prado casi desierta de gente. Uno de los mejores momentos de mi vida.

    3. Autoretrato (1498) - Durero

    http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Selbstportr%C3%A4t,_by_Albrecht_D%C3%BCrer,_from_Prado_in_Google_Earth.jpg

    Durero debe de ser uno de los pintores que más autoretratos se hizo. También lo vi en el Prado. Me gusta el porte del tipo, la elegancia de sus ropas, los detalles de estas, y sus manos reposadas. Se nota que se tenía cariño. Solo me decepcioné porque es un cuadro más chiquito de lo que pensé, el tamaño de un fólder digamos.

    ResponderEliminar
  11. (continuación)


    4. Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa o El matrimonio Arnolfini - Jan Van Eyck

    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/3/33/Van_Eyck_-_Arnolfini_Portrait.jpg

    A pesar de su antigüedad. se ha convertido en otro ícono pop en tanto representa la institución matrimonial. Pueden reconocer su referencia en los créditos iniciales de Desperate Housewives (http://www.youtube.com/watch?v=DozfGxSOh4c). También es pequeñito, así que procuraré llevar una lupa si tengo la oportunidad de verlo de cerca (en el link se le puede ampliar y observar minuciosamente cada detalle). Me gustan los tonos de los colores y la cantidad de detalles y símbolos (las frutas, el perrito, las sandalias, la persona ¿o personas? que aparecen en el espejo - que podría ser precursor del mismo detalle en Las Meninas), además del misterio en torno a los personajes representados, pero nadie se pone de acuerdo en quiénes eran exactamente. Incluso se discute si ella está embarazada o solo ha plegado su vestido sobre el vientre.

    5. Esqueletos peleando por un ahorcado - James Ensor

    http://www.wawis.com.mx/wpcontent/uploads/2010/02/wawis_james_ensor_Masks_Fighting_over_a_Hanged_Man_inner.jpg

    No, Ensor no estaba loco. Le gustaba lo grotesco y pesadillesco. Y a mí también. Por eso este cuadro me gusta. Me repele y me atrae a la vez. Creo que porque ver el cuadro se asemeja a ver una pesadilla ajena, sabiendo que estás seguro en este lado de la realidad.
    Y los cinco que se quedaron de finalistas:


    6. El Ángelus de Millet

    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/83/Jean-Fran%C3%A7ois_Millet_-_L%27Ang%C3%A9lus.jpg

    Es la imagen de un acto sencillo pero la piedad en la actitud de los personajes conmueve. Hasta Dalí fue afectado por su intensidad.

    7. Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp - Rembrandt
    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/8c/The_Anatomy_Lesson.jpg

    Me gustan los contrastes de luz y sombra en los cuadros de Rembrandt. Y me gusta la imagen por la elegancia de los estudiantes de medicina y la apostura del catedrático. Todo es digno en la obra, hasta el cadáver (la leyenda cuenta que era el cuerpo de un criminal ajusticiado).

    8. Baco - Caravaggio

    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/dd/Michelangelo_Caravaggio_007.jpg

    Cuánta mariconada. Me encantan los personajes cachetones y voluptuosos de Caravaggio. Me imagino lo bien que lo habrá pasado con el modelo.

    9. Verano - Arcimboldo

    http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/28/Arcimboldo_Verano.jpg
    Qué figura tan quemada. ¿Se le puede calificar como naturaleza muerta?

    10. Ophelia - Millais

    http://2.bp.blogspot.com/-0errhITJVqE/TevMTBXvKKI/AAAAAAAADNk/PHnRLS7WEPQ/s1600/millais-ofelia-pintores-y-pinturas-juan-carlos-boveri.jpg


    Simplemente me parte el alma. Le hicieron un pequeño homenaje en un capítulo de Cold Case.

    Saludos

    Regina.

    ResponderEliminar
  12. Tu comment ha superado mi post... y eso siempre es bueno! Gracias querida Regina por comentar y por leer.

    Un abrazo,

    A.

    ResponderEliminar
  13. uy Pandy, son demasiados y me demoraría mucho, pero si te puedo decir q entre mis favoritos está definitivamente Van Gogh, pero haz dejado de lado a mi segunda favorita Frida Kahlo!

    ResponderEliminar
  14. Ah!! Sí, Frida Kahlo! La verdad es que si bien me parecen pajas algunas cosas suyas, no está entre mis favoritas. Pero para eso está este espacio, para que todos podamos compartir nuestros gustos!!! Frida Kahlo, una pintora más en la lista de los lectores de de5en5!!!

    Gracias Fiore!

    A.

    ResponderEliminar
  15. Al fin un post para comentar jaja, no mentira, yo soy infaltable a excepcion de los de libros. Solo una corrección, los cuadros de Gauguin son en Tahiti y no Haiti, en realidad, de la Polinesia Francesa en general.

    Me gusta mucho el trabajo de Mondrian, Kandinsky, algo de Pollock... te diré una pintura famosa de Matisse es 'La Danza' creo así se llama, son 05 mujeres desnudas en fono azul bailando... pensé era un cuadro regular pero cuando lo vi en el MET de N.Y. resultó ser un cuadro gigante. Otro de Matisse es 'La lección de Piano'. Otro infaltbale en el MET es 'Las Señoritas de Avignon' de Picasso.....

    en el MOMA también hay muy buenos cuadros y como dijo Charlie, El Pueblo y Yo y La noche estrallada son infaltables... además del Autoretrato con sombrero de paja de Van Gogh.

    Ok, entre mis 05 favoritos (hay muchos mas):
    1) Broadway Boogie Woogie de Piet Mondrian
    2) El Grito de Munch
    3) La Creación, de Miguel Angel
    4) La caza del Hipopotamo, de P.P. Reubens
    5) El Pueblo y Yo de Chagall

    Mención honrosa:
    1) Saturno devorando a su hijo, de Goya
    2) Las lanzas o Rendición de Breda de Velasquez
    3) Los fusilamientos del 03 de mayo, Goya

    Interesante Post
    saludos
    Daniel MB

    ResponderEliminar
  16. Dani! Qué chévere que comentes, no sabia que te gustaba tanto el arte! Si, tienes razón, es en Tahití, rumbo al que algún día iremos, (quizá en mancha), y no Haití, la dudé, pero publiqué el post como a la 1am y me moría de sueño, jaa ahora lo corrijo. Guaguin también lo escribí mal. :-s

    Pajazas los cuadros que comentas, conozco casi todos. El de Saturno devorando a su hijo es alucinante también! Y el grito, que parece fue inspirado en una momia peruana que vio Munch unos años antes en la exposición universal de París para la que se construyío la torre eiffel (la nota la colgué en mi facebook hace un tiempo).

    Gracias por comentar y por la corrección.

    Un abrazo!

    A.

    ResponderEliminar